¿Porqué Judo?

Mucho más que un deporte. "EL JUDO CONSTRUYE PERSONAS".

Instituciones como la UNESCO, las UN (Naciones Unidas) o INICEF, han introducido el judo en varios de sus programas de cooperación y desarrollo, y lo recomiendan  como uno de los deportes más adecuados desde la infancia, ya que, además del bienestar físico y mental, desarrolla en quienes lo practican grandes valores educativos. El judo fue codificado desde el principio para tal fin por su creador, el pedagogo japonés y primer miembro asiático del COI, Jigoro Kano.

El judo:

  • Realza los componentes éticos: respeto a las normas, las personas y a los lugares de práctica.
     
  • Fomenta el compañerismo, la disciplina y la constancia.
     
  • Desarrolla una cultura que favorece el dominio y el control de sí mismo definidos en un entorno humano y un código de comportamiento.
     
  • La estima mutua que produce el desafío físico, la aceptación del resultado de la confrontación (rechazo de la trampa o ganar a cualquier precio), el desarrollo de la capacidad de análisis y de adaptación, hacen que el judo contribuya de una forma destacada a la construcción de la personalidad individual y social del alumno.
     
  • Contribuye de manera muy sólida al aprendizaje de los principios elementales de la ciudadanía.
     
  • Desarrollo de la motricidad, mejora del control y rendimiento motor.
     
  • Mejora de los mecanismos perceptivo-cognitivos y sensomotores.
     
  • Utilización prioritaria del juego, que ocupa un amplio espacio de las vivencias y experiencias infantiles.

 

Y. Yamasita (Director de Enseñanza y Formación de la Federación Internacional de Judo. Campeón olímpico y mundial) afirma: "Por medio de la práctica del judo, uno muestra su consideración a su adversario, y además aprende a comprender perfectamente su punto de vista. Precisamente el desarrollo de estas cualidades es lo que aporta personas de calidad para la sociedad, fin último del judo. Además proporciona una fortaleza física y mental que nos prepara para afrontar cualquier problema o reto en la vida con mayores garantías de éxito".

El judo no es solo un popular deporte olímpico, su filosofía va más allá de la mera competición. El judo es una escuela de la vida, una manera de afrontar la existencia. No puede haber esfuerzo físico si no hay carácter, fuerza de voluntad, ni inteligencia. El judo, mediante el contacto físico, establece una estrecha relación entre las personas, ayuda al conocimiento de uno mismo y a la comprensión de los demás, es una escuela de sociabilidad para todos, sea cual sea la edad, sexo u objetivo por el que lo practican. Cuanto más tiempo permanezca involucrado el individuo, el judo tendrá un efecto más positivo. El judo tiene virtudes que intenta transmitir y que se resumen en su código moral:

 

 Codigo Moral Judo

 

alt

   Seiryoku-zen'yo: "máxima eficacia en el uso de la energía" (derecha)

      Jita-kyoei: "properidad y beneficio mutuos" (izquierda)

 

El primero de estos dos principios escritos por el Profesor Kano, hace referencia al ideal de autoperfección por el cual cada individuo aplica el máximo de su energía de la manera más eficaz posible a cualquier tarea en la vida. El segundo se refiere a la necesidad de cooperación y ayuda entre los individuos de un grupo. A través de estos dos ideales que transmite el judo, se persigue conseguir una sociedad mejor, en paz y más avanzada.

Para saber más:

Breve historia del judo: Capítulo 9 del DVD "Judo in School Education" de la editorial Fighting Films

 

"La verdadera historia del Judo": Federación Francesa de Judo

 

Judo Infantil: Trailer del DVD "Coaching Judo to Juniors" de la editorial Fighting Films

 

 

   

Calendario de Eventos

En línea

Hay 4 invitados y ningún miembro en línea